La temperatura de los pellets después del compactador granulador puede alcanzar 100 º С y no tienen solidez suficiente, por eso para adaptarlos al uso será necesario enfriarlos. Para eso se usan enfriadores contracorriente.

Este tipo de equipos tiene una estructura, donde el aire enfriado se aspira por un ventilador a través de la parte inferior del enfriador y pasa por la capa de los pellets. El volumen interior del enfriador asegura una distribución uniforme del flujo de aire por la capa de los gránulos, por cuenta de que no se deforman durante el enfriamiento.

La estructura del enfriador impide que se formen manchas de humedad y que el material se pegue a las paredes.

El principio de funcionamiento del enfriador con una válvula rotatoria se basa en la aspiración del aire a través de la capa del producto que tiene profundidad diferente. El producto nuevo entra continuamente a través de una válvula de entrada, mientras que el dispositivo de descarga con una válvula rotatoria asegura una descarga gradual del producto enfriado a la zona de cribado. Ya de que los gránulos se mueven por gravedad, tienen carga mínima. El aire residual se elimina a través de los aireductos por medio de un sistema de aspiración.

El enfriador está equipado con sensores de nivel y un sistema contraincendios. Se puede ajustar las posiciones abiertas y cerradas del dispositivo de descarga a mano o a distancia con ayuda de un controlador o un PLC.